Inicio Internacional Uzbekistán, eje de la novedosa arquitectura en Asia Central

Uzbekistán, eje de la novedosa arquitectura en Asia Central

0
Uzbekistán, eje de la novedosa arquitectura en Asia Central

[ad_1]

El prominente nivel de consolidación alcanzado en la zona y la intención de los países de Asia Central de asumir la compromiso de solucionar los inconvenientes regionales recurrentes asimismo se expone en la adopción en el primer mes del verano de 2018 de una resolución particular de la Reunión General de la ONU «Fortalecimiento de la cooperación regional y también en todo el mundo para la paz, la seguridad y el avance sostenible en la zona de Asia Central».

Merced a todas y cada una estas tendencias positivas, una sucesión de inconvenientes sistemáticos que antes obstaculizaban la plena realización del colosal potencial de la cooperación regional están encontrando en este momento su solución en un largo plazo, fundamentada en los principios de búsqueda de compromisos razonables y cuenta recíproca de intereses. Y lo que es más esencial, los países de Asia Central han comenzado a desempeñar un papel indispensable y clave en la toma de resoluciones sobre las cuestiones mucho más apremiantes y urgentes del avance en toda la zona.

Este fortalecimiento de las relaciones interestatales ayuda hoy día a detallar a Asia Central como una zona permanente, abierta y de avance dinámico, un colega en todo el mundo confiable y predecible, tal como un mercado extenso y atrayente.

De este modo, el nuevo ámbito político dió un fuerte impulso al avance del comercio y los intercambios económicos, culturales y humanitarios. Esto se puede observar en la activa de desarrollo del comercio intrarregional, que alcanzó los 5.200 millones de dólares estadounidenses en 2019, un incremento de 2,5 ocasiones en comparación con 2016. Pese a los bien difíciles efectos de la pandemia, el comercio intrarregional se sostuvo en 5.000 millones de dólares estadounidenses en 2020.

Al tiempo, el comercio exterior total de la zona aumentó un 56%, hasta los 168.200 millones de dólares americanos en 2016-2019.

A lo largo de este periodo de tiempo, la inversión extranjera directa (IED) en la zona aumentó un 40%, llegando a los 37.600 millones de dólares estadounidenses. Como resultado, la una parte de la inversión en Asia Central en el total mundial aumentó del 1,6% al 2,5%.

Simultáneamente, se está desbloqueando el potencial turístico de la zona. El número de pasajeros a Asia Central durante 2016-2019prácticamente se ha duplicado, pasando de 9,5 millones a 18,4 millones.

Consecuentemente, los desenlaces macroeconómicos en general de la zona están progresando. Específicamente, el PIB añadido de la zona pasó de 253.000 millones de dólares americanos en 2016 a 302.800 millones en 2019. En un ambiente pandémico, esta cantidad se redujo solo un 2,5%, hasta los 295.100 millones de dólares americanos a fines de 2020.

Todos estos componentes, en su grupo, prueban que los nuevos enfoques pragmáticos de Uzbekistán en su política exterior han desarrollado condiciones convenientes a fin de que los Estados de Asia Central fomenten en conjunto enormes proyectos económicos de carácter transregional, lleven sus relaciones con las zonas vecinas a un nuevo nivel y también impliquen activamente a la zona en la capacitación de construcciones multilaterales de coordinación y cooperación.

Estos proyectos están recogidos en la citada Declaración Conjunta de los Jefes de Estado de Asia Central, emitida al término de la Asamblea Consultiva de 2019. Particularmente, el archivo apunta que los Estados de Asia Central proseguirán sacrificándose por desarrollar una cooperación económica abierta y por diversificar las relaciones con otros países socios y con las organizaciones de todo el mundo y regionales, con la promesa de hacer mas fuerte la paz y la seguridad regionales y de agrandar las perspectivas de avance económico en la zona.

El término político y económico de interconexión impulsado por Uzbekistán, apoyado en el deseo de crear una sólida arquitectura de cooperación mutuamente ventajosa entre Asia Central y del Sur, debería ser útil para estos objetivos.

Estas pretensiones del funcionario de Tashkent están motivadas por el interés de todos y cada uno de los estados de las dos zonas en el avance de relaciones mucho más angostas, una clara entendimiento de la indivisibilidad de la seguridad, la naturaleza complementaria de las economías y la interrelación de los procesos de avance social y económico en Asia Central y del Sur.

La realización de estos proyectos está dirigida a contribuir a crear un extenso espacio de igualdad de ocasiones, cooperación mutuamente ventajosa y avance sostenible. Una consecuencia lógica de esto habría de ser la creación de un cinturón de seguridad cerca de Asia Central.

Guiado por estos objetivos, el Presidente Shavkat Mirziyoyev presentó una idea para festejar la Charla En todo el mundo «Asia Central y del Sur: Interconexión Regional. Desafíos y ocasiones» en Tashkent en el mes de julio de 2021, para consolidar a los países de ámbas zonas en el diseño de un marco conceptual para un modelo sostenible de conectividad interregional.

Esta iniciativa se expresó por vez primera a lo largo del alegato del presidente de Uzbekistán en la 75ª sesión de la Reunión General de la ONU. Estos temas ocuparon un espacio clave en otro esencial hecho político de 2020: el alegato del Presidente frente al Parlamento, en el que se identificó a Asia del Sur como área prioritaria en la política exterior del país.

Al unísono Uzbekistán ha aumentado sensiblemente su actividad política y diplomática en el sur de Asia. Esto se refleja en la promoción del formato de diálogo «India-Asia Central», una sucesión de cimas virtuales «Uzbekistán-India» (diciembre de 2020) y «Uzbekistán-Pakistán» (abril de 2021).

En este sentido, la firma del acuerdo trilateral Uzbekistán-Afganistán-Pakistán para hacer un corredor transafgano para conectar ámbas zonas con una red de transporte confiable fué un jalón.

Todos y cada uno de los pasos nombrados prueban que Uzbekistán ahora se ha embarcado en proyectos para crear una enorme interconexión transregional y llevar a la práctica la iniciativa de un grandioso emprendimiento de integración que implique una aproximación de 2 zonas de veloz desarrollo y próximas cultural y civilmente.

Esta visión va a poder hacer un nuevo punto de desarrollo económico para Asia Central y del Sur, ayudando a una transformación completa del panorama económico macrorregional y a una mejor coordinación interregional para asegurar la seguridad.

En este contexto, no cabe duda de que el presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, tiene una clara visión estratégica: el «Tercer Renacimiento» que se está generando en Uzbekistán debe ir acompañado de la reactivación de los nudos históricos con las zonas vecinas, la restauración de las viejas sendas de caravanas, incluyendo la Enorme Ruta de la Seda, que ha desempeñado a lo largo de un buen tiempo el papel de conductor del conocimiento, la innovación y la prosperidad. Esta evolución está en armonía con la estrategia regional de Uzbekistán. Al final de cuenta, Asia Central alcanzó históricamente su máximo nivel de prosperidad, actuando como bifurcación de las civilizaciones de todo el mundo y como uno de los más importantes centros de comercio en todo el mundo.

Por norma general, la app práctica de los proyectos de interconexión de Uzbekistán puede hacer una exclusiva situación económica en 2 zonas al unísono, formando el lote mucho más conveniente y todas y cada una de las condiciones primordiales para el avance económico inclusivo de los estados de Asia Central y del Sur, tal como la optimización progresiva del confort y la prosperidad de los pueblos que viven en estas zonas.

Esta visión revela la relevancia global de los proyectos de interconexión de país, puesto que la optimización de la situación macroeconómica y el incremento de la seguridad en 2 zonas densamente pobladas de todo el mundo tendrían un encontronazo muy positivo en la seguridad en todo el mundo. En este sentido, esta idea puede considerarse un reflejo mucho más de las pretensiones de Uzbekistán de dar su importante contribución a la garantía y el cuidado de la paz en todo el mundo y el avance sostenible.

Los días 15 y 16 de julio, la Charla En todo el mundo de prominente nivel sobre Asia Central y del Sur: interconexión regional. Retos y ocasiones» fue un paso mucho más en la promoción de una política destinada a hacer un espacio de cooperación mutuamente bueno, seguridad y avance sostenible en Asia Central.

En este contexto, las ideas interregionales proposiciones por el Presidente Shavkat Mirziyoyev en la charla son muy pertinentes y oportunas. Su propósito es hacer esenciales proyectos de infraestructura en un largo plazo relacionados con la ampliación de los nudos entre Asia Central y Asia Meridional, tal como desarrollar la cooperación entre las dos zonas en temas de educación, ciencia, comercio, cultura y artes, lo que, por su parte, responde a los intereses recurrentes de todos y cada uno de los Estados de Asia Central y Meridional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here