Inicio Internacional China en 10 gráficos

China en 10 gráficos

0
China en 10 gráficos

[ad_1]

Los inversores deberán meditar esmeradamente dónde conceder su capital en 2021, qué eludir y saber dónde se encuentran los peligros.

Ahora, garantizamos una visión general macroeconómica y de asignación de activos, que comprende tanto la renta variable como la renta fija y resalta las pautas históricas y lo que los inversores podrían predecir este año. Invertir con la estrategia activa correcta va a ser primordial en 2021.

Gráfico 1- Con apariencia de V: el consumo y la inversión han cobrado fuerza, impulsados en un inicio por la restauración de la producción industrial. El consumo va a ser el indicio clave a proseguir para calibrar la salud de la economía china en 2021, puesto que el gobierno semeja presto a sacar una gran parte de sus estímulos.

Gráfico 2: No hay desacoplamiento: la cuota de China en el comercio mundial aumentó el año pasado. Las exportaciones del país han recibido un impulso merced a la rotación del consumo hacia los recursos de los mercados desarrollados. Pero, aguardamos que el comercio se normalice a finales del año en curso, conforme esta situación se revierta en el momento en que se generalicen las vacunaciones.

Gráfico 3- Inflexión del crédito: hemos visto un incremento de la Financiación Popular Total (FST) – desarrollo del crédito impulsado por el estímulo fiscal. En este momento vemos un punto de cambio en la mitad de la normalización de las políticas. La historia recomienda que el PMI -un indicio de la actividad económica- asimismo alcanzará su punto máximo. No obstante, esto no quiere decir que China vaya a padecer una enorme desaceleración, sino las condiciones financieras van a pasar de ser acomodaticias a una posición mucho más neutral. Probablemente el desarrollo de la TSF se modere solo tenuemente.

Gráfico 4 – Cambio sutil: el giro en el género de mercado del desempeño de las obligaciones no convertibles (NCD iniciales en inglés) AAA se causó en el momento en que el gobierno logró una pausa en su período de endurecimiento y también inyectó liquidez para salvaguardar la restauración. Los causantes políticos aseguraron que el endurecimiento de las condiciones no se generaría con mucha velocidad, apuntando a la seguridad de las clases de interés. Que las compañías logren proseguir consiguiendo préstamos a tipos bajos, es buen augurio para las ventajas.

Gráfico 5 – Incremento de las votaciones: la fuerte rentabilidad de las acciones A el año pasado se debió a una incremento de la opinión, no al desarrollo de las ventajas, puesto que los inversores adelantaron sus esperanzas de restauración para 2021. Lo mismo ocurrió en el MSCI China, si bien las ventajas se presentaron algo mucho más resistentes por el hecho de que este índice tiene una mayor ponderación en valores tecnológicos.

Gráfico 6 – Restauración de las ventajas: a fin de que se genere un repunte sostenido va a ser preciso que las ventajas medren en 2021. Podemos consultar que el indicio adelantado del mercado -que combina los nuevos pedidos del PMI, los inventarios industriales y el desarrollo de las ventajas industriales- se ha recuperado de manera fuerte. La historia recomienda que las ventajas por acción, que hoy día van seis meses tras el indicio primordial, se recobrarán este año.

Gráfico 7 – Todavía no hay burbuja: el mercado de acciones A se disparó mucho más de un 30% el año pasado, lo que logró tener miedo la capacitación de una burbuja. No obstante, si bien las asignaciones de los fondos de renta variable familiares son altas, están bajo los escenarios de 2015. Las entradas globales mediante Depósito Connect asimismo son altas, exactamente la misma los volúmenes de negociación de las acciones A, pero tampoco son equiparables con los de 2015. Más allá de que esto señala que hay espacio para novedosas entradas, los inversores tienen que continuar siendo cautos con los campos sobresaturados y buscar ocasiones que estén infravaloradas.

Gráfico 8 – Divergencia real: las clases de interés reales de China jamás fueron tan atractivos respecto a los de EE.UU. y Europa, y el diferencial de los desempeños reales está en su punto mucho más prominente. El incremento de los desempeños recomienda que el mercado de bonos ahora ha descontado cierto nivel de normalización de las políticas en China, lo que refleja su divergencia de desarrollo subyacente con el planeta creado.

Gráfico 9 – Desempeños y ganancias: la historia señala que el desempeño de hoy de los bonos es buen indicio del retorno de los bonos en los próximos 12 meses. El desempeño de la deuda pública china a 10 años se ha recuperado desde el punto mucho más bajo del año pasado hasta situarse en torno al 3,2%, on-line con su media en un largo plazo y en un nivel atrayente sabiendo los desempeños negativos de la deuda soberana en enorme lugar de este mundo creado.

Gráfico 10 – Búsqueda de calidad: el diferencial entre el crédito local de las compañías con calificación AAA y los bonos del Estado se ha estrechado hasta lograr un mínimo histórico de 85 puntos básicos, al paso que el diferencial del crédito con una calificación menor se ha ampliado. Esta divergencia se genera tras una avalancha de impagos el año pasado en la mitad de un avance económico dispar en toda China. Conforme la política se endurece, probablemente los créditos de menor calificación prosigan bajo presión en 2021.

Conclusión

Pensamos que China puede sostener su restauración con apariencia de V, con un fuerte nivel de exportaciones y producción a lo largo de la primera mitad de 2021. No obstante, los indicadores adelantados, como el desarrollo del crédito y el PMI, semejan haber alcanzado sus puntos de inflexión, con lo que probablemente la agilidad máxima de la restauración ahora se haya superado.

Los causantes políticos incrementaron los estímulos monetarios y fiscales el año pasado. Si bien ellos mismos han correcto que en 2021 no se generará un giro brusco de la política, aguardamos que el acompañamiento al desarrollo sea mucho más selectivo y selectivo.

Tras un incremento de las votaciones, los inversores de renta variable procurarán ganancias que justifiquen su interés. Tanto los inversores nacionales como los de todo el mundo están en concordancia en sus situaciones largas en el mercado de acciones clase A, si bien todavía no tiene que ver con una burbuja. Nuestro análisis recomienda que las compañías están listas para prestar un desarrollo de las ventajas y que 2021 va a ser otro año positivo para la renta variable china.

Al tiempo, los bonos chinos pocas veces han resultado tan atractivos con relación a los mercados desarrollados, dada la una gran diferencia de desempeños reales. Los inversores tienen la posibilidad de aguardar una rentabilidad del 2-4% en términos locales.

Pero un segmento del mercado de bonos de China que no va tan bien es el de los créditos de menor calidad. Conforme la política se endurece, aguardamos que este tramo prosiga bajo presión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here