La moratoria concursal no exonera de compromiso a los gestores



Por consiguiente, como letrado especialista en certamen de acreedores, deseo manifestar que me intranquilizan bastante las secuelas de la presente moratoria concursal. Esta moratoria no solo generará un grave desarrollo de destrucción masiva de compañías, al postergar la presentación de concursos de acreedores, sino asimismo desembocará en un inconveniente en lo que se refiere a la calificación de varios de estos concursos. Unos concursos que son fruto de una moratoria mal entendida y que podrían derivar en una genuina avalancha de concursos de acreedores calificados como responsables.

¿Es la moratoria un motivo válido a fin de que los gestores justifiquen la dilación en la presentación de un certamen de acreedores?

Antes de la moratoria, las compañías tenían la obligación de pedir la declaración de certamen de acreedores en los 2 meses siguientes a la fecha en que hubiese popular o debido entender su estado de insolvencia.

A lo largo de la moratoria aprobada por el Gobierno, esta obligación quedó en suspenso hasta finales del año vigente 2021. Una medida que ha traído aparejada mucho más indecisión que resoluciones reales para los inconvenientes de insolvencia de las compañías.

Es esencial puntualizar que no hay que confundir una moratoria, en lo que se refiere a la obligación de enseñar la petición del certamen de acreedores, con las secuelas de tal postergamiento si en el final se genera el certamen y es calificado como culpable. Debemos dejar claro que absolutamente nadie queda exonerado de su compromiso como gestor por el mero hecho de que se haya dictado una moratoria como la presente.

Si la dilación en el momento de enseñar el certamen de acreedores desemboca en una agravación del estado de insolvencia de la compañía, esto podría implicar que el certamen de acreedores fuera calificado como culpable haya o no moratoria. Por este motivo es esencial que frente a la indecisión acarreada por esta moratoria las compañías en situación de insolvencia consulten, a la mayor brevedad, con un especialista en concursos de acreedores, que les asesore para eludir esta calificación culpable del certamen de acreedores.

Probables causas de calificación del certamen culpable

  • Haber cometido irregularidades contables importantes.
  • Comienzo o empeoramiento del estado de insolvencia con dolo o culpa grave.
  • Dilación en el deber de pedir la declaración de certamen. Un fundamento este que consigue total actualidad con ocasión de la moratoria.

Sanciones previstas en el caso de calificación culpable del certamen de acreedores

Caso de que se determine una calificación culpable, las sanciones que prevé la Ley son las próximas:

  • Inhabilitación para regentar recursos de otros y para representar a absolutamente nadie en el transcurso de un periodo de tiempo de 2-15 años.
  • Pérdida de todo derecho como acreedores en el certamen.
  • Devolución de los recursos o derechos logrados de manera incorrecta.
  • Indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por la insolvencia empresarial, y o sea lo que mucho más preocupa, aun con cargo al patrimonio personal.

Para cualquier duda sobre este y otros inconvenientes ocasionados por la insolvencia de compañías y los concursos de acreedores, por favor, no vacilen en entrar en contacto con nuestro despacho de abogados concursales. Vamos a estar contentos de asesorarles.